Imán fuerte y filtro finamente afinado. Técnicas de gestión de la atención

Hasta ahora, los psicólogos discuten sobre si considerar la atención del proceso cognitivo. Las dudas de los científicos están justificadas: no hay simplemente "atención". La gente hace algo con cuidado: lee, escucha, observa, nota los detalles. La atención solo asegura que la persona esté enfocada en lo que está sucediendo en este momento.

La atención en sentido figurado puede considerarse como un "imán" y un "filtro". El primero atrae a las imágenes de conciencia del mundo circundante. El segundo: elimina todo lo que actualmente es irrelevante (bueno, o así parece). El entrenamiento de la atención es la mejora del "imán" y el ajuste de la sensibilidad del "filtro".

¿Se ha dado cuenta de que algunas personas tienen suficientes cucharadas de azúcar en su té, mientras que otras ponen tres o cuatro? Los primeros son más sensibles al gusto, los últimos son menos. O bien, para reconocer la señal, el segundo necesita estímulos más fuertes. Esta diferencia se manifiesta en el nivel de observación. Hay las personas quienes son muy sensibles a señales informativas insignificantes. Recuerda al héroe del espectáculo "The Phantom" ("Psych"). O Sherlock Holmes. La mayoría de las personas se enfocan solo en lo obvio.

No se enoje con el cerebro por el abandono del mundo exterior. Viene de una manera respetuosa con el medio ambiente, lo protege de un increíble flujo de información en sus volúmenes que ataca constantemente con todas sus fuerzas. Pero, si no empieza a contrarrestar esto absolutamente, el cerebro se "divide" muy rápidamente y solo recibirá escasos restos, vitales para la orientación en el espacio y el tiempo. Y la edad también agrava este problema.

¡Viva los detalles!

Para empezar, vamos a probar su observación. Puede usted responder:

  • ¿Cuáles son los números en el dial de su reloj? ¿Y las flechas? ¿Y cuál es el color de la esfera?
  • ¿Se puede reproducir la fuente, cómo se escriben los mensajes? ¿Su color? ¿Y el color de fondo?
  • ¿Cuántos pasos corre desde la puerta de entrada hasta la oficina o el apartamento? ¿Qué aspecto tiene la barandilla?
  • ¿Qué está escrito en el tablón de anuncios en la pared de su casa?

Simplemente no acusa su mal recuerdo. Después de todo, lo ve delante de si todo el tiempo. Esto es principalmente una cuestión de falta de atención. Juegos sencillos ayuda a entrenar la atención. Se pueden jugar literalmente sobre la marcha.

Técnicas de gestión de la atención

Por ejemplo, al salir de su casa u oficina:

1.       Comience a observar atentamente los objetos que lo rodean (puerta, escalones, paredes, bancos en el patio), marque sus signos: color, forma, tamaño;

2.       Antes de mirarlas, restaura sus imágenes en la memoria;

3.       Compruebe la precisión de las imágenes, comparando con el "original";

4.       Elogie por las respuestas correctas;

5.       Haga correcciones donde cometió un error y revise nuevamente la próxima vez.

Recuerde una imagen famosa como "Mi esposa o mi suegra", donde puede ver el perfil de una mujer joven o una anciana que no sea atractiva. O los famosos dibujos de Escher. Los psicólogos de la Gestalt enfatizan que si no determinamos qué colocar en el centro de nuestra atención, muchas de las parcelas que son importantes para nosotros seguirán siendo algo secundario. Simplemente, no los notaremos.

Ejercicio "Cambiando la forma y el fondo"

La regla simple para intercambiar la figura y el fondo empuja los horizontes habituales de conciencia y atención. Nosotros "reconfiguramos filtros". Preste atención a lo que rodea a la "figura", y encontrará muchos elementos nuevos, previamente eludidos. Es posible que una imagen, evento o trama familiar adquiera nuevos significados para usted.

Este ejercicio del desarrollo de la atención se puede hacer cuando está viendo una película. Traduzca la vista de los actores principales, a los que los autores de la película le apuntan, y examine otras partes del cuadro: ¿qué es en la derecha, arriba, abajo, detrás de los personajes? Por cierto, esto es exactamente cómo se revelan varios "errores". Periódicamente distraiga de la contemplación del centro y considere el marco en general.

En una palabra, ¡no permita que su mente filtre automáticamente lo que más escépticamente decidió esconder de usted!

Ejercicio "aquí y ahora"

Intente escuchar la conversación consigo mismo. ¿De que está hablando? La mayoría de las veces, una de dos cosas: o recuerda el pasado o planifica el futuro. Pero, por desgracia, no piensa de la presente.

¿Tiene un minuto libre? Concéntrese en lo que está haciendo ahora, cómo se siente, dónde está. Eche un vistazo de cerca y lo mismo - dentro. Aquí está lo más simple que puede hacer:

  • mire a su alrededor, tratando de notar algo que nunca antes había visto;
  • huela y decida a qué huele
  • escuche los sonidos que le rodean;
  • examine sus manos
  • escuche su aliento
  • sienta su cuerpo

La ejecución regular de tales acciones elementales le enseñará a mirar más atentamente, a escuchar con atención y a sentirse más agudo. En otras palabras, estar atento al hecho de que en sí mismo no hubiera atraído su atención. Y luego la recompensa será una observación extraordinaria.

Entonces, ¡no se apresure a dar control del imán y filtrarlo a la mente! Los ejercicios simples y los juegos simples para la atención a los detalles y el fondo ni siquiera requieren un tiempo especial (solo llénelos en un minuto de inactividad forzada). Si desea obtener resultados más serios, en nuestro sitio web puede realizar un curso de ejercicios para el desarrollo del cerebro. Nuestros ejercicios le ayudarán en el desarrollo de la observación.

 

Leer más

¡Publica el artículo y obtiene 200 puntos!
Enviar