¡Cargue su cerebro!

Nuestro cerebro es como una computadora compleja integrada en el cuerpo: controla cada una de nuestras acciones. Y de vez en cuando necesita recargarse. ¿Cómo cargar el cerebro? ¿Podemos recargar nuestro cerebro? Aquí hay algunas formas comprobadas que siempre nos ayudarán ser listas para nuevos descubrimientos.

Cena liviana temprana

Esto no solo es una garantía de buena forma, sino también un cargo adicional para el cerebro. Si come temprano, unas pocas horas antes de acostarse, puede dormirse más fácilmente porque, en este caso, el cuerpo no gastará energía para digerir los alimentos. Un sueño fuerte y saludable es muy importante para el funcionamiento completo del cerebro.

¡Cargue su cerebro con un positivo: ¡escuche música!

Al escuchar composiciones relajadas y lentas, permitimos que el cuerpo se calme y lo equilibre. El bono es que disminuye los niveles de estrés, presión arterial, pulso vuelve a la normalidad.

Recarga cerebral y meditación

La práctica diaria ayudará a reducir la presión arterial, aliviar la tensión y relajarse. Después de una sesión de meditación, los pensamientos se ordenan y la capacidad de percibir información nueva aumenta.

Pase más tiempo con amigos y familiares

Esta es la respuesta más fácil a la pregunta de cómo recargar el cerebro. Un sentido de seguridad, confianza en sí mismo y apoyo social de personas cercanas significa mucho, no solo para el estado emocional, sino también para el trabajo del organismo en su conjunto. Y, en última instancia, tiene un efecto positivo en el cerebro.

Masajes

Según los estudios, un masaje de una hora y media reduce el estrés, minimiza el nivel de cortisol en la sangre y regula la insulina. El resultado: se elimina el estrés, el cerebro funciona mejor.

La lectura

Es útil no solo para el desarrollo de la inteligencia. Leer un libro puede aliviar el estrés mental en 68%. Explicar tales indicadores es simple: con el libro nos sumergimos en el mundo descrito por el autor, nos distraemos de los factores irritantes del entorno externo, nos olvidamos de los problemas y tareas de rutina.

Pasatiempo

Dibujar, coser, modelar, cualquier cosa que le brinde placer le distraerá de las tensiones y los problemas cotidianos. Haciendo sus cosas preferidas, se distrae de la rutina con sus plazos, tensiones y problemas. Esto permite al cerebro obtener la recarga necesaria.

Ejercicios

Al practicar deporte, nos deshacemos de la procrastinación. El bono: el deporte le permite ser más disciplinado, aprender a concentrarse y ser más resistente al estrés.

¡Más luz!

El trabajo bajo luz tenue artificial reduce la atención, la concentración y, en última instancia, la productividad. Si a menudo tiene que trabajar en tales condiciones, no se pierda la oportunidad de salir. Vaya al trabajo un par de cuartos más, vaya a la pausa del almuerzo para tomar un café, salga a caminar en un día libre. Permitirá ser saciado con luz natural.

Cuidado con la multitarea

Realizando varias tareas a la vez, dispersamos la atención. Tal régimen perjudica la memoria, le resulta más difícil dividir los asuntos en importantes y secundarios. Como regla general, al estar en modo multitarea, se estresas, lo que afecta negativamente al cerebro. Conclusión: planifique su día laboral para que no tenga espacio para varias tareas en un período de tiempo.

No se olvide de prestar atención al cerebro

Como cualquier órgano, el cerebro requiere cuidado. Para recargarlo y hacerlo más eficiente, seleccione su curso de Wikium. El entrenamiento diario es la clave para una excelente productividad.

 

Leer más

¡Publica el artículo y obtiene 200 puntos!
Enviar